Los retos de la comunicación financiera del siglo XXI

Los retos de la comunicación financiera del siglo XXI

La comunicación financiera, aquella enfocada en transmitir el relato y definir la imagen de marca de los actores centrados en el sector financiero, puede parecer algo demasiado rígido, sujeto a numerosos procedimientos al referirse principalmente a compañías cuya actividad está altamente regulada y necesita de unos tiempos concretos y un lenguaje específico para su desarrollo. Nada más lejos de la actualidad.

El ingreso de nuevos actores

La entrada de nuevos actores, como por ejemplo startups dedicadas al negocio fintech e insurtech o startups globales ligadas a la industria cripto y blockchain, han roto esos esquemas tradicionales para llegar también a otros públicos y hacer que su storytelling cale entre nuevos públicos.

Incluso dentro del esquema de los actores tradicionales de la industria – gestoras de fondos, compañías de seguros y reaseguros, banca privada y comercial – éstos están adaptando su relato e incluso sus procedimientos tecnológicos para que les ayuden a vender nuevos servicios o productos y les presenten a una nueva generación que está descubriendo nuevos canales y nuevas formas de hacer– caso de la inversión en criptoactivos, alejada de la inversión tradicional – o nuevos servicios unificados en sólo una compañía.

Los desafíos de la comunicación financiera del siglo XXI

Los nuevos desafíos en la comunicación financiera

Si MasterCard cambió nuestra visión del uso del efectivo a través de campañas como Priceless – en España, más conocida como “para todo lo demás, existe MasterCard”- nuevas innovaciones en servicios financieros requieren nuevas formas de transmitir la realidad de una forma más fresca, directa, menos encorsetada y más atractiva para todo tipo de públicos: desde el inversor tradicional, hasta un público institucional al que hay que explicar estos nuevos servicios e incluyendo al público general.

La función fundamental de la comunicación sigue siendo informar, formar y entretener – algo inmutable- pero hay que buscar nuevas vías para transmitir de forma veraz y transparente la historia de estos nuevos actores. Siendo plenamente conscientes de que no todos tienen la misma relevancia ni observan prácticas en materia de compliance que sean coherentes con el mercado que aún está regulando incluso estos nuevos servicios, algo que no se nos puede escapar como principal filtro a la hora de transmitir su historia.

comunicación financiera

Compártelo